domingo, 23 de mayo de 2010

Serie retratos: Maruja

Acrilico sobre tabla
45 x 30cm.
Coleccion privada

En memoria y en recuerdo de alguien que ya no està.

6 comentarios:

Manel dijo...

Jo, Azucena. Este retrato me parece geeeenial!! Qué bien trabajados los distintos matices de la piel. Buena la expresión. Seguro que has captado la personalidad de la retratada.
Un saludo.

Azucena Rebon dijo...

Espero que si, ya que es alguien de la familia a quien he querido mucho.
Hacer retratos es la cosa màs dificil, porque cada uno ve con sus propios ojos, y el retratado a veces no se ve como nosotros lo vemos.Pero bueno quien ha dicho que el camino del artista es un camino facil?...
Te agradezco tus comentarios, estos hacen que el dificil camino se haga màs facil.
Un beso.

artebaiao dijo...

Azucena, prezada.
O olhar que não vemos enseja o mais belo olhar! O sorriso que vemos é o espelho que gostaríamos que tivéssemos!
Um abraço.
jbaiao

Azucena Rebon dijo...

Belas palavras
"La vida es un espejo, si la miras sonrriendo... te sonrreirà"
Um abraço

Harry Kent dijo...

lo que es un fino retrato! el manejo de las gafas, su sombra sobre la cara y los ojos oscurecidos por detrás, es muy hábil y más expresivo. Los ojos con sombra es muy emocionante saber que el apinting se hizo en memoria de un ser querido.

Azucena Rebon dijo...

Gracias Herry por tus bonitas palabras, es verdad que las gafas me dieron su "trabajito", pero el resultado ha sido bastante cerca de lo que buscaba.Para mi èste retrato es muy sentido porque es una tia a quien he querido mucho...y ya no està.
Bienvenido a mi blog.